Análisis Red Dead Redemption

http://i.imgur.com/xGWUzdw.jpg

 

 Nombre: Red Dead Redemption                                                               Plataformas: PS3, Xbox360

 Género: Acción/Aventura                                                                        Distribuidora: Rockstar

 

Imaginemos por un momento que somos poseedores de una máquina del tiempo y que con ella retrocedemos unos 20-25 años, ningún destino exótico, simplemente el salón recreativo por el que algunos (los más... "veteranos") solíamos deambular en busca de lo último de Sega, Konami o Data East. Imaginemos que como único equipaje portamos una Playstation 3 (o Xbox 360, tanto daría), una pantalla HD y una copia de Red Dead Redemption. Rizemos el rizo, en el local encontramos a un grupo de videoadictos pasándolo en grande... pongamos... con Iron Horse (Konami, 1986) o Express Raider (Data East, 1986) y nosotros, ni cortos ni perezosos, echamos a rodar ante sus atónitos semblantes el "jueguecito" de Rockstar. ¿Qué podríamos esperar? ¿taquicardias? ¿sudores frios? ¿ a nuestros estupefactos espectadores intentando meter la cabeza por lo que ellos creen es una ventana a otra dimensión?.

Un ejercicio divertido, sin duda, pero volvamos a la realidad. Rockstar San Diego, la división de Rockstar especializada en la velocidad más extrema con  la saga Midnight Club, nos trae, tras seis años de desarrollo, Red Dead Redemption, el llamado "sucesor espiritual" de Red Dead Revolver, con el que poco o nada comparte a excepción de la ambientación. Sólo con ojear los créditos en las últimas páginas del manual puede uno hacerse una idea del coste de producir un proyecto como éste. Titánico. El número de grafistas, diseñadores, programadores, coordinadores o analistas parece no tener fin. Es más, algunos de ellos no han dudado en calificar el desarrollo de Red Dead Redemption como una pesadilla en toda regla. Pero una pesadilla de la que ahora despiertan y caen en la cuenta de que han llevado el salvaje oeste a los videojuegos como nunca nadie lo había hecho y, añadimos, han creado uno de los títulos por los que será recordada esta generación de consolas. Queremos pensar que les ha merecido la pena el esfuerzo. Y no olvidemos que si bien la columna vertebral está ya en la calle vendiendose a espuertas, el estudio no ha frenado su trabajo en el juego.

Al margen del mantenimiento del completísimo modo online que incluye, en cuestión de unos días estaremos disfrutando gratuitamente de Forajidos Hasta el Final, el primer contenido descargable para Red Dead Redemption. Este paquete contendrá seis misiones cooperativas para hasta cuatro jugadores además de nuevos logros/trofeos y recompensas en forma de puntos de experiencia. Y es sólo el principio, tras el Verano llegarán otros dos packs descargables. Y es que, sin menospreciar el modo historia (nada más lejos), tenemos que loar el trabajo de Rockstar en el multijugador. Sam Houser, uno de los fundadores de Rockstar, declaraba al respecto: "...el multijugador en Red Dead Redemption da a los jugadores una nueva y completa forma de explorar el enorme entorno abierto que hemos creado, pero notábamos que la experiencia no sería completa sin un modo cooperativo. Con estas misiones, hemos querido crear nuevas formas para que los jugadores compartan la experiencia de involucrarse con este paisaje asombroso".

América. 1911. El ocaso del salvaje oeste

John Marston es víctima de su propio pasado, un pasado marcado a fuego por el crimen y el delito y del que ahora se arrepiente. Sus días como miembro de una peligrosa banda tocaron a su fin cuando decidió replantearse tan deshonesta forma de vida; cambió las armas por una modesta granja y cambió a sus compinches por una familia. Trabajo duro y tranquilidad cuidando de los suyos era todo lo que su cansada alma necesitaba. Y lo consiguió.

http://i.imgur.com/5iDdcaQ.jpg

Marston cambió, pero las circunstancias también lo hicieron. El gobierno federal de EE.UU. se propuso llevar la ley a todos los rincones del país. Y eso incluía el sur, las zonas más "salvajes" en las que parecía que el cambio de siglo aún no había tenido lugar y que continuaban regidas por unos marshalls incapaces de frenar a cuatreros, forajidos y demás malas hierbas que seguían campando a sus anchas. Marston, a instancias de un cruel grupo de federales que retienen a su familia, es obligado a delatar y dar caza a los que en otro tiempo fueron sus camaradas, comenzando por el sanguinario Bill Williamson, con el que tiene una especial cuenta pendiente.

Ya en los primeros momentos del juego, con un silencioso Marston a bordo de un tren escuchando las conversaciones de los pasajeros que lo rodean, nos damos cuenta de la tremenda capacidad narrativa de Red Dead Redemption. Las vicisitudes de la redención del ex-forajido oscilan entre lo argumentalmente bueno y lo sublime. En las aproximadamente  20 horas, tareas secundarias aparte, que nos llevará conocer el destino final de Marston asistiremos a todos y cada uno de los tópicos que esperamos de una ambientación como ésta. Asaltos a diligencias, encarnizadas contiendas contra tribus de indios, duelos al sol, persecuciones a lomos de las más veloces monturas... creednos, todo (o casi) lo que hemos vistos en el cine del género estará representado en vuestra tv, y de qué manera.

Y es que no podía ser de otra modo, el cine ha sido una clara fuente de inspiración para Rockstar en la realización de RDR. Cosa que aplaudimos con fuerza dado que es el que conocemos y con el que queremos interactuar. La obra de Sam Peckinpah, en particular "Tribu Salvaje", uno de sus mejores filmes, posee no pocos puntos en común con la odisea de Marston. Más allá de la violencia sin censuras que una y otra aventura comparten, el final del salvaje oeste en pro de una industrialización y de la llegada de nuevas tecnologías (coches, electricidad...) es un marco incomparable para narrar las peripencias de unos personajes a los que toda esta evolución les viene grande y que saben que su supervivencia pasa sí o sí por un cambio de mentalidad.

http://i.imgur.com/ZUE4TtW.jpg

Así, nuestro recorrido nos lleva a conocer todo tipo de carismáticos personajes que, en la tradición más genuina de los sandbox, nos encargarán las más diversas tareas con las que establecer o reforzar lazos de confianza. Personajes tan simpáticos como Mr. West Dickens, un vendedor de "milagrosos" tónicos curalotodo, contrastan con el tono más serio de antiguas leyendas del Colt como Landon Ricketts, otrora famoso tirador, hoy vieja gloria o como el Coronel Allende, que administra justicia a su peculiar manera. El buen hacer de los guionistas de Rockstar nos "obligan" a querer conocer más y más a toda esta farándula a lo largo de las tres zonas que componen el extenso mapeado del juego. Y, aunque en Grand Thef Auto 4 sus personajes no jugables rebosaban personalidad, en RDR se abandona ese tono gamberro que ha acompañado siempre a la saga emblema de Rockstar.

Bien por la historia que se nos relata o bien por el planteamiento jugable, Red Dead Redemption no se presta a la locura y al sinsentido que muchas veces se adueñaba de nosotros en Liberty City. Un ejemplo, si en GTA delinquimos y asesinamos sin respeto o medida el medidor de búsqueda subía y acabábamos corriendo unos Sanfermines con el ejército pisándonos los talones. En esta representación del "far west" no. Que nadie espere al 7º de Caballería tras él por mucho que haya transgredido la ley. Una recompensa por tu cabeza (que siempre podremos retirar por un puñado de dólares o con un indulto), el rechazo general de los habitantes y a la policia local en pos de su trasero es todo lo que va a conseguir, y ojo, no es poco, podéis creernos. De hacer que Marston vuelva a ser un fuera de la ley la partida cambiará en muchos aspectos.

Auque la pradera y las zonas desérticas son una constante en un alto porcentaje de extensión del mapa, New Austin, Nuevo Paraiso y West Elizabeth, las tres zonas en que se divide el juego, nos ofrecen variedad tanto en localizaciones, flora, fauna y arquitectura. New Austin, la primera región que visitamos, responde a los cánones más tradicionales del Western: ranchos de ganado, casas hechas a base de listones de madera, atuendos típicos de chaleco, pistolera y camisas de cuadros etc. Nuevo Paraiso, lo habéis adivinado, forma parte de Méjico y lo primero que impacta tras atravesar la frontera es que los npc´s hablan en nuestro idioma con el imprescindible acento de la zona, cómo no. A nivel de pueblos y aldeas, aunque se respira un constante ambiente de pobreza, encontramos casas, fuertes  y edificios fabricados en piedra y encalados en un blanco nuclear, imprescindible para luchar contra las altas temperaturas que se barajan allí.

http://i.imgur.com/ehRtUBU.jpg

West Elizabeth, volviendo a territorio USA, es la región  en la que las nuevas industrias y tecnologías ya han hecho mella y han transformado establos y casas de madera en modernos edificios de ladrillo, al igual que el vapor empieza ha dejar paso nuevas fuentes de energía como la electricidad. En resumidas cuentas, una genial y cuidada ambientación puesta al servicio de una épica historia de venganza en un incomparable marco histórico. Mejor que la búsqueda de mr. Bellic en GTA 4, ¿quién lo iba a decir?.

Euphoria y Rage, los ases en la manga de Rockstar

Durante los cinco años de vida que la presente generación de consolas cumple en este 2010 hemos sido testigos de la evolución técnica que han sufrido los sandbox. En los últimos meses espectaculares títulos como Assassin´s Creed 2, Just Cause 2 o las propias expansiones de GTA 4 nos llevan a pensar que el techo gráfico en este tipo de juegos está próximo a rozarse. Pero una vez más, Rockstar imparte una lección que el resto de desarrolladoras harían bien en aprender. Un motor gráfico diseñado para la ocasión y que es un híbrido entre Euphoria y Rage, las potentes herramiéntas usadas en GTA 4 y Midnight Club, hacen de esta recreación del salvaje oeste un entorno vivo con una casi enfermiza obsesión por el detalle.

Pero aunque esto es evidente desde un primer momento, es en el instante en que cabalgamos por primera vez con una ciudad como Armadillo en nuestro horizonte cuando procesamos de verdad lo que recojen nuestras retinas. Marston a lomos de su montura con el mencionado pueblo haciéndose cada vez más grande nos deja bien a la claras la tremenda distancia de visión que tendremos a lo largo de la aventura por praderas, desiertos y montañas. Los caballos, algo complicados de manejar en un principio pero así y todo nuestro principal medio de transporte, son una lección de anatomía ecuestre. Es más, en muchos momentos podremos distiguir a simple vista el valor de estos hermosos animales sólo fijándonos en el tono muscular de sus cuartos traseros y en el porte a la hora de mostrar la melena.

http://i.imgur.com/5nB5Pwk.jpg

Y si calidad tiene el diseño del variado catálogo de cuadrúpedos del juego, los personajes, empezando por el propio Marston, no se quedan atras. Indumentarias, expresiones faciales, animación... todo roza la excelencia. Valga destacar el rostro del protagonista, un rostro marcado por las cicatrices de un pasado del que ahora pretende redimirse, como ejemplo de modelado facial. De lo mejor que ha visto un sandbox... pensándolo bien, de lo mejor que ha visto un videojuego. Pero no todo es mérito de programadores y encargados de diseño. La dirección de arte y el asesoramiento por ofrecer una representación fiel de la época ha sido vital para que RDR luzca convincente. Si John Ford, Sergio Leone o John Wayne levantaran la cabeza y pudiesen contemplar este juego estarían encantados de participar en una secuela.

A todos aquellos que les sorprendiése el tamaño del mapeado de GTA IV que se preparen. Las distancias a recorrer en RDR sólo encuentran parangón en los descomunales territorios de Just Cause 2 ó World of Warcraft. Tanto es así que llegará un momento en que cambiaremos nuestra fiel montura por diligencias o vagones de tren que, previo pago, nos trasladarán en un santiamén de una ciudad a otra. Eso si, siempre que no queramos, opcionalmente, deleitarnos con el paisaje, que gracias al ciclo noche-día y a unos efectos de luces y sombras sin rival hasta la fecha en un sandbox nos hacen plantearnos en muchos momentos, como a los sorprendidos protagonistas del comienzo de este análisis, si estamos ante una pantalla de tv o ante una ventana de la que en cualquier momento puede salir el realista polvo que levantan los cascos de nuestro caballo. En serio, RDR tiene momentos que quitan el aliénto.

Como era de esperar, la banda sonora rompe con la tradición de la casa. Dada la ambientación, el apartado musical del juego está compuesto, al margen de unos pocos temas vocales que suenan en momentos puntuales, por una soberbia partitura obra de Bill Elm y Woody Jackson, sabiamente influidos por las notas del western más clásico con Morricone al frente. Prueba de esto es que en muchos momentos nos parecerá estar oyendo una película de Quentin Tarantino, admirador declarado del maestro romano. Guitarra acústica, eléctrica, silbato, armónica, percusión... todo suena a un nivel que ya quisiéran muchas grandes producciones de Hollywood. Lo mismo ocurre con las voces, son tan buenas en su formato original que no sabemos si alegrarnos o no porque no incluya un doblaje al castellano. Amén para las detonaciones de Colts, Winchesters y para el abanico de efectos climatológicos, lluvia, truenos, viento... una gozada. No obstante, el único, pero destacable, inconveniente que podemos encontrar es lo complicado que se hace a veces estar pendiente de los textos, en perfecto castellano, mientras apuntamos y controlamos el sprint de nuestro jamelgo, poco más.

http://i.imgur.com/HvfcLFg.jpg

Trabajo, juego, comercio, caza... la vida en el salvaje oeste

La estructura de juego en RDR responde a los esquemas clásicos de las "cajas de arena". Una historia hilada por medio de personajes que nos van encargando tareas que cumplir y que nos hacen avanzar en el argumento. Todo esto sazonado con misiones secundarias o "sidequests" que, por norma general, no tienen mayor relevancia que hacernos ganar un dinero extra. Eso se acabó. Rockstar podría eliminar de un plumazo toda la historia principal del juego, dejar sólo estas actividades alternativas y aún así estaríamos hablando de todo un señor juego. La cantidad de horas que podemos pasar cazando, recolectando plantas, persiguiendo malhechores, ayudando a necesitados (o haciéndolos más desgraciados aún), asaltando fuertes, buscando tesoros, jugando al póker, a la herradura, al blackjack y mucho más pueden llegar a contarse por docenas si decidimos completar las estadísticas del juego al 100 %. Y no se trata sólo de ganar y gastar dinero, unos contadores de fama y honor medirán nuestro actos y dependiendo de nuestras decisiones así responderá el entorno. Por ejemplo, cuanto más honorables seamos mayores serán las recompensas que obtendremos y mayores serán los descuentos que nos ofrecerán en las tiendas.

La acción pasa por evolucionar lo visto en GTA 4. Una vez más los tiros se suceden desde una perspectiva en tercera persona con uno de los mejores sistemas de cobertura vistos hasta la fecha. Y no por lo acertado de su control ni su excelsa jugabilidad, que también, sino por cómo se aprovecha cualquier rincón, árbol, roca o muro. Gracias a esto podemos afrontar casi cualquier tiroteo de mil y un modos distintos, son tantos y tan buenos los lugares donde cubrirse que muchos de ellos nos pasarán desapercibidos. Y creednos, las cosas llegan a ponerse feas. Para esos momentos nada mejor que emular la velocidad de Russel Crowe en "3:10 to Yuma" y dar uso a la habilidad Dead Eye. Con ella, y siempre limitada a una barra de energía, podremos ralentizar el tiempo y marcar a varios enemigos a la vez para que Marston acabe con ellos en un abrir y cerrar de ojos. Muy espectacular, sí, pero la acción simple y llana ensombrece esta técnica ya vista en Splinter Cell: Conviction. Con todo, imprescindible en determinados momentos.

http://i.imgur.com/AX62rBo.jpg

Flora y fauna también juegan un papel destacado en el juego. Las más de 30 especies animales distintas no son meros adornos en las praderas y montañas. Cada raza posee un patrón de comportamiento, una especie de código de conducta que las hace incluso predecibles una vez han sido estudiadas. Manadas de caballos salvajes que corren libres imitando el comportamiento de una bandada de pájaros, coyotes y lobos que no dudan en acosar en grupo a nuestra montura, inofensivos conejos, feroces osos pardos capaces de mandarnos al otro barrio de una sola zarpada, etc. Aún ofreciendo menos juego, algo similar ocurre con la vegetación. Podemos convertirnos en consumados exploradores del mundo vegetal si aceptamos los desafios que nos retan a buscar raras especies de flor en los lugares más recónditos del mapeado. Lo cual lleva implícito no pocos peligros, suerte que contamos con un arsenal que hace palidecer al Séptimo de Caballería. Rifles, revólveres, escopetas e incluso algún explosivo que otro acompañan a otra fiel herramienta que nos será útil si queremos ejercer de domadores de caballos o queremos atrapar a alguién sin usar fuerza mortal, el lazo vaquero.

Multijugador de bandera

Si lo que queréis es demostrar a la comunidad que sois de gatillo fácil, bienvenidos al multijugador de Red Dead Redemption. Nada más seleccionar la opción para jugar online entramos en el denominado "Modo Libre", es decir, el mapa completo del juego totalmente desbloqueado y disponible para que nosotros y hasta quince jugadores más  completemos desafíos, guaridas de ladrones y recopilemos puntos de experiencia con los que subir de nivel y acceder a nuevas armas, monturas, personajes e incluso títulos. Igualmente podremos formar cuadrillas de hasta ocho jugadores para hacer que nuestra presencia se sienta aún con más fuerza en la pradera. El propio juego, por medio de los desafios, nos dará tareas y misiones que cumplir del tipo "Completa esta o aquella guarida de banda", "Resiste el acoso de la autoridad durante X minutos", "Caza cinco osos, al menos uno de ellos con cuchillo" y cosas así, además, maravillosamente enfocadas al cooperativo. Pero no olvidemos que el modo libre es sobre todo la sala de espera a los modos multijugador, que tambíen nos reportarán jugosas recompensas en forma de puntos de experiencia. Tiroteo, sólo o por equipos, y Capturar la bolsa, una variante de Capturar la bandera que se divide a su vez en otros tres modos, son el eje principal del juego competitivo online. Nada nuevo bajo el sol, es cierto, pero la diversión a raudales está garantizada.

Aunque Rockstar ha dejado bien claro que sigue trabajando en el juego para ofrecer más contenidos, sobre todo a nivel de multijugador, alzamos la voz desde este rincón de la red para que incluya mini-juegos, póker sobre todo, en el modo libre. Poder jugarnos a las cartas contra la comunidad el dinero que ganamos en otros menesteres sería la guinda de este delicioso pastel online. Nos quitamos nuestro sombrero tejano.

El oeste, como nunca antes se había jugado

Por méritos propios, Red Dead Redemption es símplemente un título imprescindible para los usuarios de Playstation 3, Xbox 360 y en un futuro, apuesto mi brazo derecho, de PC. Rockstar ha condensado en un videojuego los elementos más destacados que hicieron décadas atras del western uno de los géneros cinematográficos más populares, dando forma a una historia de redendiciones, venganzas y supervivencia con unos valores de producción casi sin precedentes. Las horas de diversión que nos proporcionará, tanto offline como online, justifican su compra sobradamente. Buscar fallos o momentos en los que el juego no responda a nuestro interés como lo hace desde el primer minuto es una tarea baladí a la par que infructuosa. No es un juego perfecto, creemos, pero al menos a juicio nuestro, se corona desde ya como el mejor videojuego de entorno abierto, o sandbox, de la historia. Y esto no se acaba aquí, el próximo 22 de Junio llega "Forajidos Hasta el Final", ofreciendo más madera y redondeando aún más el conjunto. Señores de Rockstar, suerte con sus siguientes proyectos, han dejado el listón en la mismísima estratosfera.

Lo mejor

  • Apartado técnico sublime, visualmente superior a todos los sandbox y a muchos otros que no lo son.
  • Las 20 horas de duración de la campaña se hacen cortas gracias a su cuidada historia y a sus ricos personajes.
  • Disparos, truenos, el sonido de los cascos de nuestro caballo, las voces, su banda sonora... todo lo que entra por nuestros oidos.
  • Si disponéis de banda ancha y de algun amigo con el que afrontar los desafios del multijugador, el modo online, ya de por sí brillante, gana muchos enteros.
  • Cazarecompensas, domador de caballos, jugador de cartas, vigilante nocturno, socorrer o atracar a tus conciudadanos... es ingente la cantidad de cosas que hacer en estos tres estados fronterizos.

Lo peor

  • Espacio reservado para su publicidad.

 

NOTA: 9.5/10

zerasul
Imagen de zerasul
 No es por nada tronko; pero

 No es por nada tronko; pero una de las imagenes se parece un monton al miniholliwod de tabernas xD por cierto gran análisis. A ver cuando juego un poco que tengo ganas de verlo

Majere
Imagen de Majere
Excelente análisis, Egea. Te

Excelente análisis, Egea. Te ha quedado de lujo.

nash
Imagen de nash
Solo decir una cosa...GANAS

Solo decir una cosa...GANAS INCREIBLES DE JUGAR, y mas leyendo todo esto :(

1luismi1
Imagen de 1luismi1
Otra gran obra de R* con un

Otra gran obra de R* con un final que ni esperas y lo que ocurre despues, originalidad como pocos, aunque acabas un poco cansado de los galopes a caballo en distancias largas